El universo online ha aumentado su flujo de páginas web a un ritmo frenético en los últimos años, contándose ya en miles de millones.

Disponer de un espacio online se ha convertido en una herramienta fundamental de comunicación para particulares, y sobre todo para empresas, que ven en la creación de páginas web una forma inmejorable de dar a conocer su negocio, captar clientes potenciales y en algunos casos, vender sus productos o servicios.

Pero para llegar a este proceso de conversión no es suficiente con la creación de una web estática con la información de la empresa y productos o servicios. El lanzamiento de una plataforma online debe estar enmarcada en una estrategia de comunicación global en la que se establezcan unos objetivos claros. La efectividad de la página será mayor si se analiza previamente qué queremos conseguir y cuáles son las necesidades de nuestro público objetivo, para adaptarnos a sus necesidades y ofrecerles contenido interesante con un diseño atractivo.

Cada vez existen más herramientas y fórmulas “empaquetadas” para la creación de sitios web, que permite a usuarios sin conocimientos avanzados crear su propia página en sencillos pasos. Las posibilidades son infinitas y la personalización de la plataforma llega hasta donde quiera el cliente, dependiendo de la inversión que quiera asumir.

En general, existen algunas tendencias que están ganando terreno en los sitios webs actuales y que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar nuestro espacio online:

 

TENDENCIAS WEB

 

 

  • El poder de la imagen. La imagen cobra cada vez más importancia y desplaza al contenido textual puro. La comunicación es más eficaz si se acompaña de contenido visual que transmita los conceptos de manera más atractiva. Surgen nuevas opciones como las infografías -representación visual de los textos- y las imágenes se adaptan a la apariencia y concepto general: colores monocromáticos, formatos diferentes que se adaptan a las nuevas proporciones de pantalla, perspectivas originales, textos integrados, etc. En iStock puedes ampliar información sobre las tendencias de diseño visual para 2015.

 

  • Contenido audiovisual. Si una imagen vale más que mil palabras, ¿cuánto valen mil imágenes? El vídeo es una manera perfecta de resumir y presentar la filosofía de negocio o los servicios que ofrece una empresa, su actividad anual, las nuevas propuestas… Incluir el vídeo en las plataformas web es cada vez más habitual, siendo incluso el contenido inicial de la página de inicio (como es el caso de El Lado Positivo), ya que ayuda a transmitir conceptos de manera eficaz, es más fácil de recordar, y es al mismo tiempo una buena manera de llamar la atención del público. El vídeo es además el contenido online más compartido, sobre todo en redes sociales, ayuda a mejorar la experiencia de los clientes y beneficia a la percepción de la marca.

 

  • Estructura dinámica e interactiva. Los contenidos se integran y se adaptan a las nuevas maneras de consumo. Cada vez es más frecuente el uso de tabletas y móviles para visualizar las webs, lo que influye en la estructura de las mismas. Los contenidos se estructuran en bloques que se desplazan y la función táctil está integrada, los menús se esconden en forma de iconos desplegables, los elementos visuales tienen movimiento… Además, los diferentes contenidos están integrados y se apoyan entre sí: vídeo, texto e imagen crean el concepto global.

 

  • Comunicación social. La comunicación ya no es un proceso unilateral del emisor hacia el receptor. En el entorno online se fomenta la participación de los usuarios con la inclusión en las webs de herramientas como foros, comentarios, chats… Además existen diferentes canales conectados que fomentan la participación del usuario.