El universo online ha aumentado su flujo de páginas web a un ritmo frenético en los últimos años, contándose ya en miles de millones.

Disponer de un espacio online se ha convertido en una herramienta fundamental de comunicación para particulares, y sobre todo para empresas, que ven en la creación de páginas web una forma inmejorable de dar a conocer su negocio, captar clientes potenciales y en algunos casos, vender sus productos o servicios.